La armonía de la piedra y la luz deslumbran a cualquiera que se adentre en el corazón de la Sierra de Guara...

miércoles, 12 de diciembre de 2012

ESAS MISTICAS CHAMINERAS; LOS ESPANTABRUJAS DE GUARA


Siguiendo el hilo de nuestro anterior post sobre las bruxas que acechaban sobre del dolmen de Ibirque también llamado "Caseta de la Bruxas" y las consecuencias terrorificas que han generado en mis lectores tengo el deber esta vez de ahuyentarlas o por lo menos intentar espantarlas! ¿Que como? Pues como lo hacían antes en las casas, con espantabrujas de los más variopintos colores y formas que os podéis imaginar.

Desde antiguo los espantabrujas (piedras curiosas de diversas formas que se colocan en las puntas de las chimeneas) han sido y serán símbolo de protección de las casas del Pirineo altoaragones, pero también de la Sierra de Guara los cuales guardaban el casal frente a otras amenazas divinas y malignas, principalmente brujas que podían colarse por la "chaminera" y conjurar algún mal de ojo que propiciara desastres en la propia casa para toda la eternidad terrenal y celestial.

Por ello las "chamineras" se tapaban en la medida de lo posible con estas místicas y encantadoras piedras y después se colocaban en el fogaril las tenazas en forma de cruz o aspa, mirando hacia arriba antes de irse uno a dormir. Lo mas curioso es que al tener orificios en sus puntas cantaban al son del viento en días ventosos, fuuuuuiiii, fuiiiiiiiiii...tenebroso en noches de invierno sin luna llena...


 Estos elementos, mitad arte mitad superstición, han sido tan importantes a través de los tiempos que, hoy en día en el alto aragón, se siguen construyendo en las chimeneas de las casas nuevas siguiendo así una tradición  y leyenda popular de la propia zona que ha pasado de generación en generación.

Tradicion o arte, estas chimeneas son una verdadera maravilla que no puedo dejar de contemplar pero por si acaso no olvides hacer una cruz en la ceniza que quede cuando se apague el fuego y te vayas a dormir...no la vaya a ser que durante la noche te encuentres una grata sorpresa.




5 comentarios:

  1. Pero bueno, ¡¡cuanto estoy aprendiendoooo¡¡¡.Las chimeneas son una preciosidad. ¿Oye no salen hadas, ni príncipes en estas historias?, ja,ja
    Un saludo.

    ResponderEliminar
  2. Claro que si! en la leyenda del dolmen de losa mora tienes principes moros y reinas cristianas jeje ;)

    ResponderEliminar
  3. Me gusta este artículo, aunque conocía un poco la historia.

    Lara

    comunicateconlara

    ResponderEliminar
  4. No conocía esta historia y me ha parecido muy curiosa y bonita. Gracias por facilitarnos esta información, esta es la típica historia que cuando traes a gente de fuera, la cuentas y quedas muy bien :) jej

    Beatriz
    www.empresayculturaonline.blogspot.com

    ResponderEliminar
  5. Yo tampoco conocía esta historia, y me ha encantado. Me encantan las chamineras pirenaicas, especialmente las de Santa Cruz de la Serós...

    ResponderEliminar