Tiempo de barranquear...recogiendo cuerda en las cascadas de "Peña Guara"...Mascun, primavera 2016

viernes, 14 de diciembre de 2012

RODELLAR; LAS CREENCIAS POPULARES DE UN VALLE DE MONTAÑA

Si algo tiene nuestra bonita Sierra de Guara bien definido y moldeado aparte de sus paisajes y el arraigo de sus gentes son sus creencias populares que desde antaño intentan sobrevivir a duras penas con los pocos libros que quedan y sus gentes que consiguen recordarlas. Es por ello que me gustaría hacer un homenaje a todas aquellas creencias de antaño con este post en el Blog de Ensueños de Guara.

Suerte

Tanto para la mala suerte como para la buena existía un elemento con nexo común que unía ambas suertes: La sal

-A las novias al terminar la boda les echaban sal en el vestido porque según decían daba buena suerte y tendrían un matrimonio prospero. En cambio derramar la sal en la mesa mientras se estaba comiendo significaba mala suerte durante unos días.
-Cuando llegaba una visita que no era bien recibida se ponía una escoba boca arriba y al lado sal gorda creyendo que así la visita seria corta.

Protección

-Las casas se protegían de los malos espíritus poniendo un ramo de olivera bendecido en el balcón, el día de Domingo de Ramos.
-En las puertas de las casas se solían ponen garras de aves rapaces así como de jabalí.
-Los espantabrujas en las chimeneas para ahuyentar los malos espíritus.
-Las uñas se cortaban en días de la semana que no llevaran "r" como lunes, jueves, etc para que no salieran "r"epelones.

La luna

-Si las judías se sembraban en mayo crecía mucha rama pero poco fruto, así que las sembraban en meses que no fueran en Mayo.
-Al "trasmudar" el vino de un barril a otro había que hacerlo en mingua (luna menguante), nunca en creciente pues sino el vino se avinagraba.
-El pelo había que cortarlo en luna creciente porque crece mas despacio, nunca en menguante.