La armonía de la piedra y la luz deslumbran a cualquiera que se adentre en el corazón de la Sierra de Guara...

martes, 4 de diciembre de 2012

RUTA A LA ERMITA DE LA VIRGEN DEL CASTILLO DE RODELLAR


¡Hola blogers! Ya estamos otra vez aquí y esta vez para proponer una nueva ruta sencilla, con encanto, historia y disfrute, apta para todos y por supuesto con unas vistas de pájaro que te dejaran sin aliento. Así que ya sabéis el daguerrotipo a la mochila y siempre con nosotros cuando salgamos a explorar nuestros Ensueños de Guara.


Nuestra ruta comienza desde la plaza del pueblo de Rodellar donde llenaremos nuestras cantimploras y nos pondremos en marcha hacia nuestro destino dentro de la zona del Mascun. La ruta esta muy bien señalizada, no tiene pérdida y además es corta ya que dura 3 horas en total ida y vuelta por lo que es muy atractiva para hacerla en familia o con los coleguis  pero lo verdaderamente importante lo encontraremos mientras hacemos camino, pasando por el "fornocal" (antiguo hornos de piedra donde extraían la cal a las piedras) hasta llegar a la ermita la cual nos regalará magníficas  vistas del valle y del Mascun que merecen la pena de contemplar. 



La Ermita de la Virgen del castillo es un santuario románico que se encuentra en la punta de la montaña, como si una divinidad la hubiera puesto en lo alto de la roca con su magia. Es increíble como en aquellos años nuestros antepasados eran capaces de construir estas ermitas sobre estos bonitos, altos e inestables "peñazos y acantilados" con todo el esfuerzo que conlleva. Y ahora os preguntareis, ¿por que la construyeron en ese sitio? ¿no había sitios mas estables que dieran mas confianza y con mejor terreno o que? Pues no, la verdad es que en aquellos años, allá por el siglo XII, la supersticiones hacia espíritus, brujas y entes estaban a la orden del día tanto como hoy lo estan nuestras redes sociales.



Llegados a este punto cabe pensar que existieran firmes creencias hacia estos espectros que vagaban por el barranco de Mascun (que significa en árabe lugar habitado por espíritus) convirtiéndolos en encantados y propiciando la construcción de santuarios en enclaves estratégicos que combatieran esa presencia maligna y a su vez salvaguardaran al valle de las malas almas. En definitiva con su construcción de esta ermita santificaban el lugar alejando las malignas presencias místicas del más allá...o al menos eso pensaban.



En la actualidad hay dos formas de subir a la ermita bien andando como hemos comentando antes o escalando la via ferrata de la Virgen de 120 metros de desnivel que empieza al lado de la fuente de Mascun. Solamente necesitaremos un arnés de ferrata, un casco y buena condición física. El entusiasmo ara el resto.









Mirar, esta es la foto de portada de mi blog, esta tomada desde este mismo enclave de la ermita con una cámara muy sencilla. Si os gusta la fotografía desde aquí y jugando con la luz solar (amaneceres y atardeceres) podréis sacar verdaderas obras de arte. 





¡Un saludo y hasta la próxima aventura!

3 comentarios:

  1. Preciosas fotos. Y ten cuidado con las escaladas, no te salga algún espíritu y te asuste. Al final me vas a convertir en una montañera.

    ResponderEliminar
  2. Me encantan las fotos, son todas tuyas? Enhorabuena, todo lo que escribes super interesante :)

    Miriam

    http://furgoviajeros.blogspot.com

    ResponderEliminar