La armonía de la piedra y la luz deslumbran a cualquiera que se adentre en el corazón de la Sierra de Guara...

lunes, 1 de mayo de 2017

UNA TIERNA MIRADA AL PASADO

Los años 60 fueron duros en muchos pueblos del Pirineo y Prepirineo...la marcha de aquellas duras gentes del campo a la ciudad fueron devastadoras por no decir mortales para muchas aldeas y pueblos del altoaragón. 

El corazón de la Sierra de Guara se despobló y el éxodo del campo hacia la ciudad se hizo presente durante aquellos años transformando las vidas y los pueblos.

"Un año se iba tal casa, al otro la otra aquella, pa la virgen del Rosario del año siguiente aquella da allá" decía mi abuelo José de casa Trallero Bajo; así hasta mediados de los 70 donde culmino un proceso demasiado largo y penoso, quedando la sierra prácticamente despoblada (en Rodellar marcharon todos, salvo Casa Tendero y Casa Ortas, que aguantaron como buenos y fieles amantes de su tierra) excepto algunos pueblos como Rodellar cuya pista era lo suficientemente ancha y transitable para llegar algún que otro coche de vez en cuando.

Cruzeta de entrada a Rodellar, detras Casa Tendero y huerto Arilla, actual #barflorentino. 
(El niño sentado de la foto; mi padre, Javier, la oscura anciana de encima; mi bisabuela Joaquina, de luto por la muerte de su marido (Jose Pérez),...otras gentes, diferentes tiempos.)
Año 1963




Ultimos niños y niñas de la escuela de Rodellar, entre ellos mi padre, junto a la maestra (1963)





El flamante primer coche de mi padre, un "R5" color beis en la entrada de Casa Trallero Bajo, ahora Casa Javier.
Año 1977




Mi padre en "a cocina vieja" haciendo gala de las truchas recién pescadas en Barrasil,
Año 1977




Nieve en la plaza de Rodellar,
(Izquiera Casa Cañuto, derecha ,casa Trallero Medio, 1961)


No hay comentarios:

Publicar un comentario